Cuáles son las características del acero galvanizado

acero galvanizado cbmetal

Cuando se trata de aplicación de aceros en el mundo moderno, una de las características más importantes y requeridas por los consumidores es la resistencia al óxido y a la corrosión. Cuando se necesita de materiales como estos, uno de los aceros más populares y utilizados es el acero galvanizado.

En CB Metal ofrecemos diferentes productos de acero para muchas aplicaciones industriales, desde grating hasta barandas de acero. Todas ellas comparten la misma característica: son de acero galvanizado. Entonces, ¿qué hace a este material tan útil y popular entre los clientes? ¿Cuáles son los beneficios de este material? A continuación, te hablaremos sobre las características principales del acero galvanizado, para que conozcas más sobre ello y puedas tomar una decisión informada.

Preparación y composición del acero galvanizado

Esta clase de acero se crea al sumergir acero ordinario en zinc fundido, en un método llamado inmersión en caliente. En otras palabras, se reviste el acero en una capa de zinc. Esta capa protege al metal debajo de ella, incrementando la resistencia al óxido y a la corrosión para que nunca lleguen al metal interior. También existe un método llamado electro-galvanizado, en donde se sumerge el acero en una solución electrolítica con zinc y aprovecha la electrolisis para crear el recubrimiento.

Por lo general, el proceso de galvanización se realiza mucho después del derretimiento, refinación y moldeado del acero. Incluso podría ser acabado tras los procesos de doblado y soldadura.

Utilidad del proceso de galvanización

El proceso de galvanización, que como hemos mencionado puede realizarse de diferentes maneras, incrementa la versatilidad de los materiales y permite utilizar diferentes tipos de acero y hierro. A través de la inmersión en caliente, le otorgarás a grandes piezas a acero un recubrimiento grueso y resistente. Otros métodos de galvanización, como el de difusión termal, son ideales para piezas de metal más pequeñas, en especial aquellas con un diseño más complejo.

Usos del acero galvanizado

El acero galvanizado tiene muchísimas aplicaciones, incluso en lugares y objetos que podrías haber pasado por alto. Estos productos aprovechan las principales características de este elemento, como la resistencia al óxido, daños y erosiones de climas y su ligereza a comparación de otros metales.

Por ejemplo, se utiliza extensivamente en la construcción de tuberías interiores y exteriores y en accesorios para casas. También es aplicado en sistemas de aire acondicionado, techos metálicos para casas, vallas metálicas, bancas, balcones, escaleras, pasarelas e incluso postes de luz.

Beneficios del acero galvanizado

Es económico

Una de las principales ventajas del acero galvanizado es su costo, el cual es menor que otras alternativas como el acero inoxidable y el acero estructural. Además, manipularlo no requiere de un entrenamiento especial como con otros metales, permitiendo que cualquier soldador protegido de los         gases del zinc pueda trabajar con él fácilmente. Por otro lado, este acero puede ofrecer hasta 50 años de vida sin necesidad de mantenimiento constante, reduciendo muchísimo los costos de inversión.

Es resistente a la corrosión y el óxido

Gracias a la capa de zinc con el que se recubre al acero, se evita que el oxígeno haga contacto con el acero interno, limitando así los riesgos de corrosión. Incluso cuando la capa está dañada, el zinc restante en el recubrimiento cercano es más reactivo que el acero interior, incrementando las probabilidades de atraer las moléculas de oxígeno y limitar el óxido.

Asimismo, la fuerza y resistencia de este producto es altísima. Gracias a su estructura metalúrgica única, el acero galvanizado ofrece una gran resistencia ante los daños mecánicos durante el transporte, instalación y servicio. En cada etapa del proceso de trabajo, cada mínima parte del acero está totalmente protegido gracias al recubrimiento de zinc.

Sin embargo, es necesario precisar que, aunque el proceso de galvanización sí ayuda a evitar estos problemas recurrentes, con el tiempo el recubrimiento comenzará a desgastarse, en especial si el acero está expuesto a niveles muy altos de acidez o de agua salada. Esto es de particular importancia si se utiliza cerca de océanos u otros cuerpos de agua salada, así como en áreas donde podría estar expuesto a lluvias ácidas.

Es sostenible

Si uno de los requerimientos del trabajo de construcción es invertir en prácticas y materiales ecoamigables, el acero galvanizado cumplirá con todas tus necesidades. Sucede que el zinc fundido utilizado durante el proceso de galvanización se puede reutilizar una y otra vez, ofreciendo una cantidad mínima de desperdicios. Por otro lado, la durabilidad y longevidad de esta clase de acero implica una menor inversión de recursos para reparar o reemplazar el producto.


Sea cual sea el producto de acero que requieres para tu empresa, el acero galvanizado es una gran alternativa de ahorro y calidad, que ofrece muchos beneficios a sus compradores, además de la resistencia al óxido y a la corrosión que necesitas.

Si estás interesado en alguno de nuestros productos de acero galvanizado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *